sábado, 13 de agosto de 2022

 

Primer partido y primer puntito con proyecto de futuro y pesimismo de Abelardo
 
Arrancó la competición en Segunda arrancando un puntito frente a un Mirandés de juego alegre, casi de fútbol olímpico, con ideas claras que tratan de llevar a la práctica con desparpajo de juventud teniendo en frente a un Real Sporting donde por momentos parecía que el sistema consistía en esperar atrás para dar zarpazos cuando se tercie. Lo cierto es que se vio el típico primer partido donde nadie quiere perder y se apuntan detalles. Se adelantó el Mirandés y pudieron lograr el empate los rojiblancos, hoy de amarillo fosforito. En las postrimerías del partido pudo el colombiano Otero marcar pero el tanto fue anulado por fuera de juego según dictamen del VAR. Se ha sumado un punto y se plantó cara, lo cual para el primer partido no está nada mal...
 
Y es que hay ilusión en el ambiente de la parroquia sportinguista aunque llama la atención que Abelardo afirmara antes del partido que no tiene equipo para ascender y que la competición dictaminará. Hombre, escuchar estas palabras del Pitu Abelardo como que acojona un poco aunque pueden interpretarse de varias maneras. Que sea una motivación psicológica para la plantilla que les llamen chepos para el ascenso y le echen redaños a la cosa; que sea una declaración realista para que la afición no nos entusiasmemos como en la época de los Fernández y un aviso al nuevo máximo accionista. Y la peor interpretación es que la plantilla a disposición de Abelardo no es competitiva. Él sabrá y debería aclararlo porque no es normal que con fichajes, inyección de capital y propuestas de un futuro a corto plazo que depende totalmente del ascenso, suena a que el míster no confía en el proyecto. Palabras que llenan de incertidumbre y de volver a viejas costumbres que nos llevaron a casi descender a Segunda B. Si Abelardo no cree ni tiene fe en la plantilla debería dimitir y si es al contrario que no acojone así al personal que ya estamos suficientemente sensibles.
 
El proyecto de futuro a corto y medio plazo ha recibido otra confirmación en forma de renovación con contrato de larga duración de Djuka, un jugador y un profesional que ha demostrado de nuevo que es más sportinguista que muchos yogurines que se fueron cegados por mejores proyectos y que resultaron sonados fracasos. El serbio es el líder en la plantilla del actual proyecto donde se ha inyectado capital y fichado jugadores. La afición ha respondido aumentando el número de abonados y sólo falta que los resultados acompañen como resultado de una buena planificación, trabajo diario e ideas claras, que espero que no sea replegarse y dar zarpazos porque el Mirandés pudo habernos metido tres en la primera media hora. Gracias Djuka y has dado un paso definitivo para ser leyenda con tu amor al equipo, afición y a la ciudad sin olvidar la región.
 
Sea cómo sea, será una temporada para el recuerdo como la primera del nuevo proyecto. Pese a las palabras de Abelardo hay ilusión en el ascenso pero no hay que olvidar que se rozó el desastre hasta la última jornada de la pasada temporada, que se libró por los desaciertos ajenos en los rivales por la permanencia y si las palabras del míster significan que hay plantilla para no pasar apuros de descenso y sentar los mimbres para alcanzar el ascenso la próxima temporada debería decirlo ya alto y claro. Dinero, fichajes y nuevo mandamás han ilusionado a la afición de que se luchará ya esta temporada por el objetivo supremo. Pero esto acaba de comenzar y habrá que ir jornada a jornada de entrenamientos y partido a partido. De momento las sensaciones son buenas y ya son diferentes formas y maneras a la anterior etapa de los Fernández...
F. O. R.
 

jueves, 4 de agosto de 2022

 

Ilusión, proyectos y fichajes en la presentación
en El Molinón
 
Arranca el nuevo proyecto deportivo tras la entrada de Alejandro Irragorri como máximo accionista con la tradicional visita a la Santina y se recuperó la presentación en El Molinón con entrada libre. Se palpa la ilusión en calles, garitos, lupanares y chigres de mala nota, ilusión de dejar atrás el serio aviso de la pasada temporada donde se rozó la catástrofe y es de esperar que el nuevo mandamás tenga en cuenta dicha advertencia. De momento hay inyección de capital, se traen fichajes quizás algo talluditos y con la incógnita de su adaptación a la competición española. La idea es buena ya que la cantera que va saliendo al primer equipo necesita veteranos que les enseñen y les corrijan, que sepan transmitir veteranía cuando pintan bastos durante el partido y que mantengan el ánimo del vestuario cuando toca pájara y racha de encadenar malos resultados. Conociendo el percal, la estructura deportiva necesita tiempo de implantación, me pregunto si el míster era sabedor de cambio de mandamás o se enteró a la vez que la afición...

 

Si Abelardo era sabedor de dichos movimientos, es buena señal que le traigan fichajes pero si no sabía nada y se le mantiene porque logró el casi milagro, con la ayuda de los equipos implicados que eran más chepos que los jóvenes y no tan jóvenes atletas del once rojiblanco, es para temblar porque no le darán mucho margen de maniobra. Lo digo porque da la sensación por los fichajes de que hay como un entrenador en la sombra listo para entrar en escena cuando las circunstancias de resultados no acompañen de inicio. Los cinco primeros partidos serán fundamentales para Abelardo al frente del banquillo, conoce de sobra el club y tiene ya rodaje como entrenador para tratar de sacar el máximo al plantel que le brindan a su disposición. Se habla de mejorar Mareo, una mejora integral y estructural que es fuente de los problemas a todos los niveles. De momento el discurso institucional prescinde de la naftalina de la época gloriosa y se apunta al futuro inmediato, con planes y con hechos y eso ya es una diferencia a la decadente etapa final de los Fernández como dirigentes y máximos accionistas.

 

Sin embargo, éramos pocos y entró nuevo máximo accionista al Real Oviedo que parece pecar de cateto. Lo digo porque resulta que es el grupo empresarial mexicano rival del grupo empresarial mexicano que rige el Real Sporting. Deseo por el bien del fútbol asturiano que sólo sea vacilada de época veraniega. La rivalidad y los derbis son para que lo vivan las aficiones en sana rivalidad de banderas y cantos, sin olvidar la natural propensión de la parroquia carbayona a desbarrar y buscar confrontación. Que las directivas se vean como rivales es un flaco favor al fútbol asturiano. No sean catetos en Mareo y no entren al trapo centrándose en volver a ser el equipo representativo del Principado de Asturias en Primera. Caer en la rivalidad a nivel de despachos no es beneficioso para nadie y para nada. Los derbis deben de volver a ser una fiesta del fútbol, con la afición azul debidamente vigilada y atentos a que no hagan alguna que termine en trifulca...
 
Terminar comentando el fichaje de Fernando Alonso por Aston Martin dando por terminada su aventura con Alpine. El campeón asturiano no ha visto recompensada su lealtad con la eficiencia competitiva que le prometieron. Esperemos que tenga por fin una escudería de verdad donde su talento, pericia y experiencia se vea acompañado de un coche y un equipo competitivo. Así que a esperar el inicio de la Segunda con el aliciente de que se anuncia que los partidos serán televisados en diez plataformas lo que aumenta la posibilidad de disfrutar de la competición en grada de sofá. Abelardo dispone de poco tiempo y hay que verlo como un reto más que como una espada de Damocles, que también.
F. O. R.