Una sección de El Bis

jueves, 8 de abril de 2021

 

THE LADY IN RED (1986)

 

Hay dos motivos fundamentales para recordar el año de 1986, uno por el accidente nuclear de Chernóbil que agrietó de forma definitiva el sistema soviético y el otro porque fue el año del lanzamiento de, posiblemente, la más redonda balada romántica de los 80´s. Es cierto que estaban Scorpions y sus baladas, pero la romanticona y que toca la fibra sensible de hasta el más duro de los machos alfa sin duda es Chis de Burg y su dama de rojo quien se lleva la gloria de permanecer atemporal...

 

La canción es un producto redondo de magníficos arreglos,

letra que dice algo y la armonía de la voz con los sonidos tecno en los coros. El tema resultó un éxito en todo el mundo capitalista y en el orbe hispano, aunque no se dominaba la comprensión del inglés, caló también porque la canción, el sonido y el ambiente romántico sin caer en la ñoñez provocaba que se dedujera de qué iba la letra. Chris de Burg vocaliza de una forma en que cualquier tímpano con conocimientos de inglés de EGB y prestando un poco de atención se lograra comprender trozos de la letra. Ya digo que no es ñoña aunque a priori tenía todas las papeletas para serlo pero cualquiera que en un momento de su vida haya quedado prendado de una damisela no podrá evitar evocarla, o evocarlas, cada vez que la escucha.
 
Es una canción que no debe faltar en cualquier fonoteca de los 80´s y de esas canciones donde nadie recuerda ya el resto del LP y apenas se vislumbra en la memoria quién era el intérprete pero siempre recordadas en cuanto escuchas sus primeros compases que es la canción de la dama de rojo. Si nunca se ha escuchado produce un festival de emociones que te engancha aunque lo tuyo sea el rock duro, el tecno o la mierda de voces distorsionadas en estudio y ritmos iguales con letras que son un insulto a la inteligencia musical. Se la dedicó y compuso pensando en su mujer pero habla de la mujer que te deja en un estado de gilipollez transitoria que puede durar toda la vida.
Imprescindible.